Cofradía

Somos una comunidad fraternal y solidaria para caminar en la prevención, recuperación , restauración y reparación de familias afectadas con maltrato familiar.

Una fraternidad, consagrada a Nuestra Señora de Lourdes, para el crecimiento espiritual, y el servicio a los mas necesitados, llevando el amor de nuestro Señor Jesucristo.

Somos comunidad de aprendizaje en nuestra labor misionera, teniendo presente la practica del Evangelio para transformar nuestras vidas y las condiciones de quienes nos rodean.

Historia

Nace en el año 2019 cuando un grupo de agentes de Pastoral Social Transformadora de las parroquias de Lourdes y Porciúncula, empiezan a trabajar en equipo en un proyecto sostenible de Evangelización y de Pastoral Social Transformadora planteado por la Iglesia para pasar del apoyo, mayoritariamente asistencial, a uno que propenda por la búsqueda de la dignidad de la persona, como hijo de Dios.

Bajo la orientación espiritual del padre Leonardo Cárdenas Téllez, Párroco de Nuestra señora de Lourdes se conforma la Cofradía teniendo como principios rectores:

Reconocernos como Siervos de Dios y actuar ante la necesidad de la otredad, especialmente cuando hay maltrato intrafamiliar.

Crecer espiritualmente en relación con la fraternidad y la solidaridad

Contar con la intercesión de Nuestra Señora de Lourdes .

Proclamadores

En la Basilica, el grupo de los Proclamadores de la Palabra de Dios empezó a consolidarse hace aproximadamente 20 años.

El grupo participa activamente el día domingo para proclamar las lecturas. Entre semana ayudan a leer algunas de las personas que asisten regularmente a las misas cotidianas, pero siempre el ideal es que sean personas preparadas las que proclamen la palabra del Señor.

Quienes quieran y puedan participar de este lindo ministerio se pueden registrar en el despacho parroquial.

Proclamadores

Proclamar la Palabra de Dios, es comunicar lo que Dios Quiere decir a su pueblo, lo que nuestro padre quiere poner en la mente y el corazón de los que lo escuchan, con la finalidad de que esa Palabra produzca frutos de vida eterna.

La comunicación es un arte a través  del cual podemos llevar mensajes a los demás. Sin embargo para que el mensaje que queremos transmitir llegue a los que nos escuchan, de forma clara y precisa, es necesario la capacitación de los lectores para que cada día sean más aptos en el arte de leer ante los feligreses.

La Basílica de Lourdes, esta trabajando constantemente en la preparación del grupo de proclamadores, teniendo en cuenta el importante numero de misas que allí se celebra, por lo que todos los miércoles, se realiza de 6.45 a 8 pm la reunión de capacitación del grupo de Proclamadores , bajo la dirección de nuestro Vicario Parroquial, Padre Juan Carlos Osorio Florez

Ministros de la Comunión

Según el canon 910 § 1, son ministros ordinarios de la comunión el obispo, el presbítero y el diácono. Además, en la reforma litúrgica posterior al Concilio Vaticano II se incorpora al derecho de la Iglesia un concepto, novedoso respecto al derecho anterior, y es el de ministro extraordinario.

Esta figura fue introducida en 1973, mediante la Instrucción Immensae caritatis de la Sagrada Congregación para la Disciplina de los Sacramentos, de 29 de enero de 1973 (AAS 65 (1973) 265-266).

Actualmente está recogida en el canon 910 §2 del Código de Derecho Canónico:
Canon 910 § 2: Es ministro extraordinario de la sagrada comunión el acólito, o también otro fiel designado según el c. 230 § 3. A su vez, el canon 230 § 3 indica lo siguiente:

Ministros de la comunion

Es un ministerio laical contemplado en la Iglesia Católica y estipulado en el Canon 230, párrafo tercero del Derecho Canónico que dice: “Donde lo aconseje la necesidad de la Iglesia y no haya ministros, pueden los laicos, aunque no sean lectores ni acólitos, suplirles en algunas de sus funciones, es decir, ejercitar el ministerio de la palabra, presidir las oraciones litúrgicas, administrar el bautismo y dar la sagrada Comunión según la prescripción del derecho”. Y en el canon siguiente (231) establece que para ejercer este ministerio laical se requiere de la debida formación, conciencia y generosidad.

La Basilica de Nuestra Señora de Lourdes igualmente cuenta con un grupo de Miinistros extraordinarios de la Comunion, que estan siempre activos en todas las misas .

Schola Cantorum